Orquesta_54

Oriol y Michael se gustaron a la primera. Además, por fortuna, Oriol hablaba inglés, y yo no tenía que traducir cada palabra. Aunque, todo hay que decirlo, no hablaron mucho: se cruzaron dos miradas profundas, insondables y una sonrisa sincera. Adela y Simone entendían el inglés pero se negaban a hablar la lengua del imperio. ¡Que dos brujas más tremendas! Y allí estaba yo tomando notas de lo que decían ellas dos para explicárselo a Michael. Las averiguaciones de Michael, tan rápidas y tan eficaces, las dejaron boquiabiertas: ¡Quizás valga más una buena periodista que una buena bruja! pensé yo en un intento de recuperar mi identidad perdida en medio de la crisis. Michael seguía suplantándome en el blog del Chicago Tribune y había averiguado muchas cosas sobre los negocios internacionales de las empresas del caso Fabra, por eso sabía perfectamente a qué se dedicaba Crobisole y tenía algunas sospechas, aventuradas, pero que servían para empezar a trabajar. Lo más inesperado de todo es que Michael aceptó que su equipo estaba formado por brujas y quiso saber cuáles eran los poderes de cada una de nosotras para utilizarlos en la investigación. Eso sí que no me lo esperaba. Aquel tipo era un magnífico director de orquesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s